Entrevista para Vuenos Airez
12908_4474480592648_58894062_n

La gente de Vuenos Airez nos hizo algunas preguntas acerca de Superposición, nuestro disco tercero:

Presentando su nuevo disco “Superposición”, ustedes hablan de una “era en donde la saturación  y la compulsión por lo inmediato se consagran junto a lo efímero” ¿Podrían ampliar un poco mas esta cuestión? ¿Se sienten afectados por esto?
Nos afecta, claro, pero no desde un lugar de lamento sino más bien lo vemos como una realidad en la cual estamos inmersos nos guste o no, son los tiempos que corren. El asunto está en cómo te parás ante eso. Las cosas se mueven muy rápido y muchas veces lo artístico se digiere y se aprecia de manera fugáz y compulsiva, lo cual es complicado porque el arte y la ansiedad no van de la mano. Una melodía necesita de tiempo para desarrollarse y para poder ser disfrutada o entendida, y eso pasa con cualquier cosa, ya sea un disco, una lectura o una película. Hoy el tiempo está cargado de ansiedad, de inmediatez y de un bombardeo de información constante, eso en algún momento lleva a una saturación inevitable. Creemos que todas esas cosas son características de esta época y hay que combatirlas.

¿Cómo fue trabajar en su último álbum en relación a lo que venían haciendo previamente?
Distinto, ya que lo encaramos como un disco más abierto, dejando de lado la formación de banda. Entonces tuvimos más libertad para darle forma a los temas. Los tiempos de grabación fueron mas largos, y al haberlo hecho como dúo hubo mucho ida y vuelta entre los dos. Fué un disco más colaborativo. Mientras uno grababa algún instrumento o la voz de algún tema, siempre estaba el otro ahí con el oído atento, y esa comunicación fue clave. En los otros discos había muchas cosas que cada uno hacia por su lado y luego juntábamos todo.

¿Por qué decidieron proyectarlo sin la formación original de Fotos del Otoño?
En realidad no fue una decisión, nosotros veníamos tocando en forma de dúo acústico en simultáneo con la banda, y estábamos barajando algunas canciones que se escapaban del formato. Así que se nos ocurrió grabarlas, sin saber bien qué íbamos a hacer con ellas. Lo que sí decidimos fue grabar a nuestro ritmo e ir buscando los sonidos exactos que cada tema nos sugería. Así fue que demoramos bastante más de lo previsto, pero también esa libertad nos dejó con un disco que nos gustaba mucho, y decidimos que el material merecía ser editado de la mejor forma posible.

¿Cuál es la búsqueda que hacen al momento de componer una canción? ¿Tienen algún tipo de influencia musical que puedan mencionar?
Buscamos que la canción que estamos componiendo surja de la espontaneidad, pero una espontaneidad que, sin embargo, luego va a ser moldeada y dirigida hacia algún lugar. Es fundamental que lo que compongamos nos conmueva, nos movilice y nos apasione. No siempre pasa, pero cuando pasa lo único que tenes que hacer es estar ahí y hacer la canción. Tan simple y tan difícil como eso. Muchas veces la semilla es una palabra, un acorde, un libro, un pensamiento, un estado de ánimo, algo que ves o muchas veces cosas inconcientes que hacen que uno agarre una guitarra y empiece a tocar y cantar, sin saber si eso que se está cantando puede terminar siendo una canción.

Si tuviesen que definirse a ustedes como banda en 3 palabras ¿Cuáles serían?
Vengan, a, vernos.

 

http://www.vuenosairez.com/entrevistas/fotos-del-oto%C3%B1o/665